Navigation Menu
Reserva de Urdaibai

Reserva de Urdaibai

Reserva de Urdaibai: un descanso para los viajeros

Año tras año el frío obliga a millones de aves a abandonar el norte de Europa y emigrar al sur para pasar el invierno. Su vuelo flanquea el Cantábrico hasta la peninsula en un largo y agotador viaje. Urdaibai, un humedal alimentado por el río Oka se convierte entonces en un hervidero de aves sin parangón en el País Vasco. Debido a ello la UNESCO lo declaró como Reserva de la Biosfera de Urdaibai en 1984. Su riqueza para los amantes de la ornitología (estudio de las aves) solo es comparable a la belleza del estuario, de las playas y dunas, de las colinas que lo guardan y de la frondosa vegetación, con especial atención a los encinares, que da cobijo a la fauna.

La Reserva de Urdaibai se extiende más de 20 kilometros tierra adentro englobando decenas de municipios entre los que destacan Gernika, Mundaka, Elantxobe, Bermeo y Pedernales. La desenbocadura del Oka (También llamada ría de Gernika) y su estuario son los puntos más sensibles y relevantes, pero los bosques vecinos, hábitat de visones (en peligro de extinción), corzos, javalies y gatos salvajes; destacan por su frondosidad y la gran cantidad de sendas y rutas que pueden ser recorridas.

El estuario, resultado de la lucha entre el mar y la lenta pero continua llegada del río, asoma en forma de playas y dunas durante más de 12 kilometros. Estas barreras de arena son las responsables de la riqueza biológica del lugar y de la formación de una de las más importantes fuentes económicas de la zona: la ola izquierda de Mundaka, municipio que ha acogido numerosas competiciones del Campeonato del Mundo de Surf. Debido a la mala disposición de diques cercanos que aumentaton considerablemente la sedimentación en la zona esta ola izquierda perdió fuerza hoy ya, afortunadamente, recuperada.

Entre las playas del estuario hay que destacar Laida, que se encuentra en la boca de la ría desde la que se disfruta de una vista privilegiada del valle y de aves como garzas, cigüeñas, o águilas pescadoras entre las más de 200 que visitan o habitan la reserva. En esta playa hay paneles explicativos con la fauna y flora que cualquier amante de la naturaleza debería leer.

El tamaño de la Reserva, difícilmente abarcable por el visitante, obliga enfocar la visita(cuando no se dispone de muchos días) a los puntos más relevantes: Gernika, Mundaka, playa de Laida y Laga. Aunque una buena alternativa para disfrutar de la reserva es darse un paseo en piragüa o canoa por la desembocadura (desde Laida), especialmente agradable en primavera y principios de verano.

Disfruta de la reserva y aprovecha para perderte por cualquiera de las sendas de la zona, no es dificil encontrar un lugar adecuado para el descanso del viajero en Urdaibai.

 

Imprescindible:

  • Visitar la Playa de Laida y en verano bañarse en las aguas de Laga.
  • Disfrutar de la gastromía de la zona.
  • Llevarse unos prismáticos para contemplar las aves y el paisaje.

Datos útiles:

  • La mejor forma de aproximarse a la reserva es ir a Gernika o Mundaka y desde allí a la Playa de Laida rodeando la ría.
  • A finales de otoño-principios de invierno el parque se vuelve espectacular.

Categorias:

  • Perfil
  • Jóvenes
  • Con niños
  • Escapada
  • En grupo
  • Singles
  • Mayores
  • Tipo de viaje
  • Marcha
  • Romántico
  • Compras
  • Cultura
  • Ocio
  • Gastronómico
  • Viaje de negocios
  • Si
  • No
  • Momento del viaje
  • Entre semana
  • Fin de semana
  • 1 semana o más
  • Puentes